miércoles, 24 de agosto de 2016

Las cosas por su nombre


Hoy amanecimos con la imagen de cinco policías uniformados obligando a una mujer a desnudarse a punta de pistola. [Insertar aquí grafiti de Banksy (aún no creado) ilustrando el hecho]. I can’t believe the news today. No, no eran de Boko Haram. Ni eran los energúmenos que hace un mes se vanagloriaron por whatsapp de estarse “follando a una entre los cinco” en Pamplona. Era en Niza y los agresores (¿de qué otro modo llamarlos, sino?) eran funcionarios de las fuerzas de seguridad de La République, que, en cumplimiento de la nueva normativa, además de multar a la ciudadana francesa la forzaron a descubrirse.
Hoy sí que me pondría la bandera de Francia con un crespón como imagen de Facebook, porque la République ha muerto, y la han matado los franceses. ¡Europeos, despertemos! Se viene una época negra, negrísima, como la del negro reinado de los tricornios acá en España en vida vuestra. Fue entonces que Unamuno intentó convencer, ya que no podía vencer, con un ¡Viva la vida! que quedó silenciado durante décadas y hoy se relata como una manera más de ilustrar todo lo que la dictadura de Franco mató. Pero no fue Franco, es preciso entender esto, fue una Fuente Ovejuna perversa, lo peor del ser humano refulgiendo impune, qué digo impune, cubierto de gloria, vivado y loado por el grueso de los vecinos (mientras algunos se quejaban en voz baja hasta que pasaron décadas y ya directamente se olvidó que lo que había que pulir era lo que nos hacía mejores, humanos en su acepción de grandeza, no la porquería que también podemos ser y de la cual era adalid esa escoria que, pistola en mano, daba vivas a la muerte y a la inteligencia, y de la cual eran adalides también, y quizás sobre todo, las pequeñas escorietas que les coreaban la gracia, les aplaudían los crímenes, cogían -sin estar libres de pecado- la primera o la segunda piedra).
Según reporta The Guardian, como justificación de la agresión perpetrada por las autoridades (la prensa no la califica de agresión) se adujo que el atuendo de la mujer no respetaba "la moral y el secularismo". (mira tú, como la chica de 18, que "iba vestida como buscando"). La mujer fue obligada a desnudarse a punta de pistola y delante de su hija, que al parece lloraba y a quien, según imagino por el tenor de la nota, nadie habrá consolado. Los presentes no solo no defendieron a la mujer sino que aprovecharon para vilipendiarla y gritarle "vete a tu país". (He aquí otra imagen a la que me lleva mi memoria: una mujer es lapidada por adúltera y los presentes en lugar de defenderla se apuntan al apedreo –la imagen de mi recuerdo es de Zorba el Griego, una ficción (otra vez el valor de los artistas e intelectuales: consiguen hacernos comprender cosas a través de la percepción, cosas que de otro modo no comprenderíamos, como en esa escena en que era obvio que apedreaban a la viuda por envidia de no habérsela follado ellos -y siempre es así, “habérsela follado”, en términos de mando- y nótese que era en la Grecia de hace una cincuentena de años nomás), pero en la prensa tenéis también ejemplos. O en la Biblia, ya puestos, y no olvidemos que uno de los pilares de la civilización occidental, Don Jesús de Judea, fue el único que le paró la mano a los enardecidos varones que apedreaban a María Magdalena. Y nótese que no hablo de cristianismo sino de civilización occidental porque ya lo dicen los adalides de La République, la agresión a la mujer en Niza fue en nombre del secularismo.
Tengo demasiada edad para no saber que el ego es una reverenda estupidez. Pero hoy quisiera ser una artista famosa o una intelectual influyente a quien Le Monde y el New York Times le pidieran artículos de opinión. Sí, y The Guardian, y hasta El País. No Democracy Now, ni ningún medio indie. Quisiera usar mi retórica para convencer, ya que no puedo vencer. Aunque quizás esté siendo una romántica anacrónica y lo que debiera ser es famosa a secas, “de profesión: famosa”, para salir en la tele y en las revistas presumiendo de burkini. Pero no, no sería más efectivo porque se perdería en el ruido mediático, en la desesperada carrera armamentística de las performances. No. Hace falta ficción. Y retórica. Y respeto por el verbo, como decía el otro día Remei Margarit en su columna de La Vanguardia. Nos roban hasta la retórica y quieren vaciar de sentido las palabras. Lo de ayer no fue una sanción:
Una agresión sexual, terrorismo de estado, violencia machista, racismo, acto de guerra contra civiles, un linchamiento, el triunfo del fascismo: eso fue lo que pasó ayer en Niza.


lunes, 21 de marzo de 2016

YA NI EL MIEDO

Parece que hoy es el día de la poesía, y para celebrarlo se organizó en El Pont de Suert un recital el sábado pasado, coincidiendo con San José, que acá es el día del padre, como a una nación de tradición católica corresponde. La gente leyó con mucha fuerza poemas propios y ajenos. Yo leí este en conmemoración de ambas fechas, y me emocioné un poco.   

YA NI EL MIEDO

Pare meu que potser algun dia molt discret m’estimaves
(María Cabrera i Callís)

 Hilo dental meticuloso
en el lecho de un hospital.
Irónico presagio de un futuro sin mella.
Sus huesos golpearán madera
pero sus dientes ya no caerán.
(los párpados se abatirán primero)

Sus dientes sólidos
blancos
inútiles en la boca de tierra
ya no podrán morder.

Y yo
clavaré los puños en mi estúpido vientre lozano
ávida de la dentellada de su cólera
por vez primera imposible.

Tachonaré toda ranura
impediré la luz oblicua.
Ya no habrá siesta
ni ruido ni paz.

El polvo terco en los rayos que se cuelen
(sardónica flecha sobre la cama vacía)
traerá el eco de las risas infantiles
en las tardes tediosas cuando el padre era el miedo.

Y ya ni el miedo habrá.
                              
Entonces
le construiré con mi recuerdo una voz de lodo
una canción de cuna antigua
la memoria tierna de un día en que tal vez
muy discretamente
me quiso.

Mi padre ha muerto.
Escupiré sobre los eufemismos
mientras las hienas del dolor

se disputan sus recuerdos.

sábado, 27 de junio de 2015

20.000 días en la Tierra


Escena final de la película sobre Nick Cave, 20.000 días en la Tierra.
Traducción al final.

All of our days are numbered

We cannot afford to be idle

To act on a bad idea is better than to not act at all

Because the worth of an idea never becomes apparent until you do it

Sometimes this idea can be the smallest thing in the world

A little flame that you hunch over and cup with your hand

And pray it will not be extinguished by all the storm that hails about it

If you can hold on to that flame, great things can be constructed around it

That are massive, and powerful, and world changing

All held up by the tinniest of ideas

……

In the end, I’m not interested in that which I fully understand

The words I have written over the years are just a veneer

There are truths that lie beneath the surface of the words

Truths that raise up without warning like the humps of a sea monster

And then disappear.

What performance in song is to me

Is finding a way to tempt the monster to the surface

To create a space where the creature can break through what is real

And what is known to us

This shimmering space where imagination and reality intersect

This is where all love and tears and joy exist.

This is the place

This is where we live



Al fin y al cabo, lo que me interesa no es aquello que entiendo perfectamente

Las palabras que he escrito a lo largo de los años no son sino un barniz

Hay verdades que habitan más allá de la superficie de las palabras

Verdades que emergen repentina y fugazmente como las jorobas de un monstruo marino

Y luego desaparecen.

Para mí hacer una actuación como músico

Es buscar la manera de tentar al monstruo para que salga a la superficie

Crear un espacio para que la criatura pueda aparecer atravesando el tejido de lo que es real y conocido por nosotros

Este espacio brillante donde la imaginación y la realidad se intersectan

Acá es donde todo el amor y las lágrimas y la alegría existen

Este es el lugar

Acá vivimos






jueves, 26 de marzo de 2015

34 cadáveres

Esta es una entrada navegable.
Sí, la música que oís es parte de ella

clicá
acá
y seguí clicando sin miedo

viernes, 27 de febrero de 2015

Amigos de lo inútil presenta...Hacedor de camas "abuela Isabel"

Hacedor de camas "Abuela Isabel"
Una creación conjunta de Mariana Font y Jordi Ricart
Funciones:
Reconocedor visual de almohadas y sábanas (para posibles intercambios de usuarios)
Cremallera de unión opcional
Entrada USB
Baffle
Aromatizador aroma café
Estudiar posibilidad de ducha de iones u otros mecanismos de limpieza en seco
Grifos para ducha de iones
Aspirador de sábanas
Aspirador de endredón
Edredón

jueves, 12 de febrero de 2015

Coincidencias de fumeta o La Gran Convergencia?


"Toda la carne es heno y la gloria...las flores de la pradera"

En inglés "to bare" es "desnudar" y "to bear" es "aguantar". Por tanto "baring my soul" se traduciría como "desnudando mi alma" pero también podría traducirse como "aguantando a mi alma", ya que bearing y baring suenan igual). ¿Será que para algunos desnudar el alma es la única forma de soportarla?... En fin, que vi Birdman y la mente se me llenó de estas coincidencias de fumeta que miradas desde una perspectiva de súperhéroe parecen Grandes Convergencias. 
Y para rematar, me tocó fibras muy personales por algunas cuestiones de corte absolutamente biográfico (y por tanto difíciles de explicar, así que de momento estoy pensando para mí -Juan Rebella, Raymond Carver, Armando Bo junior, un amigo citando al Bosco y a Isaías: "Toda la carne es heno y la gloria...las flores de la pradera").
Acá van un par de escenas. Me quedo con ganas de compartir otras más poéticas que no encontré en youtube.

Escena coffee:
Mike: -Popularity is the slotty little cousin of prestige, my friend.
Riggan: -I don't even know what the fuck that means, so.. (0:25)

Mike-But long after you're gone I'm gonna be on that stage earning my living, baring my soul, wrestling with complex human emotions.
Riggan: [véase gesto de "pajero" 1:09) (0:59-1:09) 




escena "relevant", abajo transcribo. Es la hija de Riggan y acaba de salir de rehab. Se enganchó a que la trataran como el ser más especial de la tierra mientras crecía y ahora le suelta un discurso a su padre que acaba siendo para ella, IMHO (en mi humilde opinión). Es maja, está como un tren y muy fucked up.

-This is my chance to finally do some work that actually means something.
-That means something to who?
You had a career, dad, before the third comic book movie. Before people started to forget who was inside that bird costume. You are doing a play based on a book that was written 60 years ago, for a thousand rich old white people whose only real concern is where they’re gonna go to have their cake and coffee when it’s over. Nobody gives a shit but you. Let’s face it dad, you are not doing this for the sake of art, you are doing this because you wanna feel relevant again. Well, guess what? There is an entire world out there where people fight to be relevant every single day, and you act like it doesn’t exist.
Things are happening in a place that you ignore. A place that, by the way, has already forgotten about you. I mean, who the fuck are you? You hate bloggers, you mock twitters, you don’t even have a facebook page. You’re the one who doesn’t exist. You’re doing this because you’re scared to death, like the rest of us, that you don’t matter. And you know what? You’re right! You don’t! It’s not important, OK’ You’re not important, get used to it!

martes, 2 de diciembre de 2014


¿Por qué aparecen todos los fantasmas en noviembre? Noviembre, ese mes hijo de puta entre el otoño y la nieve. Mes desagradecido que no recuerda ya los colores del otoño y no sabe todavía del entusiasmo del invierno. Noviembre es un mes mal parido que pone a prueba a los entusiastas y en peligro a los suicidas. Que empuja a los fantasmas del pasado a llamar a nuestra puerta (internet mediante). Que convoca a los espectros más anémicos. Se disfrazan de lozanos y aparecen, todas las dudas irrevocables, los lados gastados de las sábanas, la suciedad que guardamos detrás de los muebles.

No des ni un paso, no te loes ni te culpes, no hagas ni un puto recuento. Todo es en falso en noviembre. Esta no sos vos, esta no es tu vida, es solo el aire del puerto. Se le nota a la legua a un canto de sirena cuando no es más que un efecto especial grabado en estudio. Falta poco para colear. Falta nada. Perfil bajo, sin grandes movimientos. Y los fantasmas del pasado, que aparezcan si quieren, si no traen mofa ni sorna ni reproche ni, sobre todo, preguntas de lobo vestidas con piel de cordero. Si solo vienen de visita,  entonces, sí, que se queden. Pueden quedarse, sí, un tiempo. Les acercaré una silla y conversaremos un rato y les daré mi ternura y mi reconocimiento. Honraré su memoria, mientras dura noviembre.

Después, sin darme cuenta, se irán alejando, y no habrá despedidas pomposas ni puertas cerradas ni cosas claras. Serán lo que son siempre, presencias de luces y sombras que aparecen y desaparecen como ráfagas de viento. Y yo, en el medio, como un árbol, como una niña acurrucada en medio de una casa atravesada por el aire en la que se golpean todas las puertas. Hola queridos fantasmas, tenéis suerte de encontrarme, solo estoy aquí porque es noviembre.